Wekiwi

¿Cómo obtener el certificado energético gratis? ¿Es posible? 

2
certificado energético gratis

Si estás pensando en vender o alquilar tu vivienda, probablemente te estés preguntando sobre ese famoso certificado energético y, mejor aún, seguro te habrás preguntado cómo obtener el certificado energético gratis. Se trata de un documento que nos dice el nivel de eficiencia energética de tu inmueble y, spoiler, es obligatorio para realizar cualquier operación inmobiliaria. 

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre este certificado, por qué es importante, cómo conseguirlo sin coste y qué beneficios tiene para ti y para el ambiente. 

¿Qué es el certificado energético y por qué es importante? 

El certificado energético es un documento oficial que mide el consumo de energía y las emisiones de CO 2 de una vivienda o local. Se expresa mediante una escala de letras que va desde la A (más eficiente) hasta la G (menos eficiente). Y no solo eso, este certificado viene con consejos extra para que tu inmueble sea aún más eficiente. 

Importancia del certificado energético en la venta y alquiler de viviendas 

El certificado energético es imprescindible para poder vender o alquilar tu vivienda, ya que debes mostrarlo al comprador o arrendatario antes de formalizar el contrato.  

Además, debes incluir la etiqueta energética en cualquier anuncio o publicidad que hagas de tu inmueble. Si no cumples con esta obligación, puedes enfrentarte a multas que van desde los 300 hasta los 6.000 euros

Pero el certificado energético no solo es un requisito legal, sino también una ventaja competitiva. Un inmueble con una buena calificación energética será más atractivo para los potenciales compradores o inquilinos, ya que implica un menor gasto en las facturas de luz y gas, un mayor confort térmico y acústico y una menor huella ecológica. 

Beneficios de tener un certificado energético para los propietarios 

Obtener un certificado energético de vivienda gratis no solo te permite cumplir con la normativa vigente, sino que también te ofrece una serie de beneficios como propietario: 

  • Ayuda a conocer el estado real de tu inmueble en cuanto a eficiencia energética y a detectar posibles mejoras. 
  • Permite acceder a ayudas y subvenciones públicas para realizar reformas que aumenten el valor de tu vivienda y reduzcan tu consumo energético. 
  • Facilita la venta o alquiler de tu inmueble, ya que lo hace más atractivo y competitivo en el mercado. 
  • Permite ahorrar dinero en tus facturas de luz y gas, al optimizar el uso de la energía en tu hogar. 
  • Contribuyes a la protección del ambiente, al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Pasos para conseguir un certificado energético gratuito 

Obtener un certificado energético tiene un coste que depende del tipo, tamaño y ubicación del inmueble, así como del profesional que lo emita. El precio medio suele rondar los 100 euros, pero varía según la oferta y la demanda. Sin embargo, existen algunas formas de obtener un certificado energético gratis o con descuento. Te las explicamos a continuación. 

Programas e iniciativas para obtener el certificado sin coste 

Existen programas e iniciativas para obtener el certificado energético gratis, tanto públicos como privados. Algunos ejemplos son: 

  • El programa PAREER-CRECE, impulsado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), que ofrece ayudas para la rehabilitación energética de edificios existentes. 
  • El programa Hogar Sostenible, desarrollado por la Fundación La Casa que Ahorra, facilita el acceso a empresas certificadoras y ofrece descuentos y ventajas a los usuarios que soliciten el certificado energético. 
  • Algunas comunidades autónomas y ayuntamientos también ofrecen ayudas y bonificaciones para la obtención del certificado energético. Puedes consultar las convocatorias vigentes en tu zona en el portal de ayudas del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico,  

Estos son solo algunos ejemplos de programas e iniciativas para obtener el certificado energético gratis. Es importante informarse bien de las condiciones y requisitos de cada uno antes de solicitarlos. 

¿Cómo saber si tengo certificado energético?  

Para saber si tienes el certificado energético puedes consultar el registro oficial de tu comunidad autónoma o contactar con la empresa o profesional que realizó la certificación. 

Requisitos y documentación necesaria para obtener el certificado energético 

Para obtener el certificado energético debes contactar con un técnico habilitado, que puede ser un arquitecto, un ingeniero o un técnico superior en edificación o en eficiencia energética. Este se encargará de visitar tu vivienda, tomar medidas, recabar datos y elaborar el informe correspondiente. 

Una vez que tengas el certificado, debes registrarlo en el organismo competente de tu comunidad autónoma, que te asignará una etiqueta energética. El registro puede tener un coste adicional que varía según cada región. La documentación necesaria para obtener el certificado energético gratis varía según cada caso, pero en general se suele pedir: 

  • DNI o NIE del propietario 
  • Escritura de propiedad o contrato de alquiler 
  • Plano o croquis de la vivienda 
  • Facturas de luz y gas 
  • Certificados o facturas de obras o reformas realizadas para mejorar la eficiencia energética 

¿Cuánto cuesta el certificado energético y cómo obtenerlo pagando? 

La verdad es que no existe una forma de obtener el certificado energético gratis, salvo que encuentres alguna oferta o promoción puntual de alguna empresa o profesional que lo ofrezca. Lo que sí puedes hacer es buscar la opción más económica y ajustada a tus necesidades. 

Coste promedio del certificado energético 

El precio del certificado energético depende de varios factores, como el tamaño y la ubicación de la vivienda, la complejidad de la inspección, la competencia del mercado y el tipo de profesional que lo emita.  

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el coste medio del certificado energético en España es de unos 100 euros, aunque puede variar entre 50 y 300 euros

Para obtener el certificado energético debes contratar a un técnico competente, que puede ser un arquitecto, un ingeniero o un técnico especializado.  

Este profesional se encargará de visitar tu vivienda, tomar medidas, analizar el estado de las instalaciones, los sistemas de calefacción y refrigeración, el aislamiento térmico, etc.  

Con toda esta información, elaborará un informe que reflejará la calificación energética de tu inmueble, que puede ir desde la A (la más eficiente) hasta la G (la menos eficiente). 

Además del informe, el técnico debe registrarlo en el organismo competente de tu comunidad autónoma, que te expedirá una etiqueta energética que deberás mostrar en los anuncios de venta o alquiler de tu vivienda. El coste del registro varía según la comunidad autónoma, pero suele oscilar entre 0 y 40 euros

Elementos clave del certificado energético 

Información que debe contener el certificado 

Según el Real Decreto 235/2013, que regula la certificación energética de los edificios, el certificado debe contener al menos la siguiente información: 

  • El certificado incluye la identificación del edificio o su parte específica que se está certificando.  
  • También se menciona el método utilizado para obtener la calificación energética.  
  • Se proporciona información sobre la normativa de ahorro y eficiencia energética aplicable durante la construcción.  
  • Se describen las características relacionadas con la energía del edificio, como su envolvente térmico, sistemas de calefacción, refrigeración, ventilación, iluminación, agua caliente sanitaria y el uso de energías renovables. 
  • La calificación energética se presenta mediante una etiqueta energética. Además, se incluye un documento con recomendaciones para mejorar la eficiencia energética sin comprometer la calidad constructiva ni el confort del edificio o su parte específica.  
  • Se evalúa la cantidad de emisiones de dióxido de carbono anuales en comparación con las emisiones de referencia.  
  • Por último, se menciona la entidad competente encargada de la certificación energética y a la cual se debe enviar el certificado para su registro. 

Calificación energética: de la A a la G 

La calificación energética compara el consumo de energía y las emisiones de CO2 de una vivienda con unos valores de referencia establecidos por el IDAE.  

Se expresa mediante una escala que va desde la letra A, que indica la mayor eficiencia energética, hasta la letra G, que indica la menor. 

La calificación energética se muestra en una etiqueta energética, que es un distintivo que informa al consumidor sobre el comportamiento energético del inmueble.  

La etiqueta incluye también el consumo de energía primaria no renovable y las emisiones de CO2, expresados en kWh/m2 año y kg CO₂/m2 año, respectivamente. 

La calificación energética es un factor importante a la hora de comprar o alquilar una vivienda, ya que influye en el precio y en el confort del inmueble.  

Además, una vivienda con una buena calificación energética contribuye a reducir el impacto ambiental y a fomentar el uso de las energías renovables

Consejos para mejorar la eficiencia energética de tu vivienda 

Mejorar la eficiencia energética de tu vivienda no solo te permitirá obtener un certificado energético más favorable, sino que también te ayudará a ahorrar dinero y le echarás una mano al planeta. ¿Listo para saber cómo? Aquí van unos consejos prácticos para ponerte en marcha. 

Recomendaciones prácticas para optimizar el consumo energético 

  • Aísla térmicamente tu vivienda. El aislamiento es clave para evitar las pérdidas de calor en invierno y el sobrecalentamiento en verano. Revisa las ventanas, las puertas, las paredes y el techo y coloca materiales aislantes que impidan el paso del aire y la humedad. 
  • Instala sistemas de climatización eficientes. Elige aparatos que tengan una etiqueta energética de clase A o superior, que consumen menos electricidad y emiten menos CO 2. Además, mantén una temperatura adecuada en cada estación: entre 19 y 21 °C en invierno y entre 24 y 26 °C en verano. 
  • Utiliza bombillas LED o de bajo consumo. Estas bombillas duran más y consumen hasta un 80% menos que las incandescentes. Además, aprovecha al máximo la luz natural y apaga las luces cuando no las necesites. 
  • Elige electrodomésticos eficientes. Al igual que con los sistemas de climatización, opta por electrodomésticos con etiqueta energética A o superior, que consumen menos agua y electricidad. Además, usa el modo eco o ahorro cuando sea posible y desconecta los aparatos que no estés usando. 
  • Contrata una tarifa eléctrica adecuada a tus necesidades. Estudia tu consumo y elige una tarifa que se adapte a tu perfil y hábitos. Por ejemplo, si consumes más por la noche, opta por una tarifa con discriminación horaria, que tiene un precio más bajo en determinadas franjas horarias. 

Beneficios de implementar medidas de ahorro energético 

Mejorar la eficiencia energética de tu vivienda no solo te permitirá ahorrar dinero, sino que también te reportará otros beneficios como: 

  • Aumentar el confort y el bienestar de tu hogar. Una vivienda eficiente te proporcionará una temperatura óptima, una buena iluminación y un ambiente saludable. 
  • Reducir el impacto ambiental de tu vivienda. Al consumir menos energía, estarás contribuyendo a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y a preservar los recursos naturales. 
  • Incrementar el valor de mercado de tu inmueble. Una vivienda eficiente tendrá una mejor calificación energética y, por tanto, será más atractiva para los compradores o inquilinos potenciales. 

Situaciones en las que no es necesario el certificado energético 

Debes saber que no todas las viviendas necesitan este documento. Según el Real Decreto 235/2013, existen algunas excepciones en las que no es obligatorio disponer de certificado energético. Estas son: 

  • Edificios y monumentos protegidos oficialmente por ser parte de un entorno declarado o en razón de su particular valor arquitectónico o histórico. 
  • Edificios o partes de edificios utilizados exclusivamente como lugares de culto y para actividades religiosas. 
  • Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o inferior a dos años. 
  • Edificios industriales, de la defensa y agrícolas o partes de los mismos, en la parte destinada a talleres, procesos industriales, de la defensa y agrícolas no residenciales. 
  • Edificios o partes de edificios aislados con una superficie útil total inferior a 50 m 2. 
  • Edificios que se compren para reformas importantes o demolición. 
  • Edificios o partes de edificios existentes de viviendas, cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año, o bien durante un tiempo limitado al año y con un consumo previsto de energía inferior al 25 por ciento de lo que resultaría de su utilización durante todo el año. 

Si tu vivienda no se encuentra en ninguno de estos casos, tendrás que obtener el certificado energético para poder venderla o alquilarla. 

Obligaciones y sanciones relacionadas con el certificado energético 

¡Atención, propietario! Si tienes en mente vender o alquilar tu vivienda o local, no puedes olvidarte del certificado energético. Es obligatorio para cualquier propietario que quiera vender o alquilar su vivienda o local. Debe entregarse al comprador o arrendatario en el momento de formalizar el contrato, y debe figurar en cualquier anuncio o publicidad del inmueble. 

Un consejo entre amigos: no te saltes esta regla. Las multas po el incumplimiento de esta normativa acarrean sanciones que van desde los 300 hasta los 6.000 euros, dependiendo de la gravedad de la infracción.  

Por ejemplo, se considera una falta leve no exhibir la etiqueta energética en los anuncios, una falta grave no disponer del certificado o no registrarlo y ni hablemos de falsificar el documento, eso ya es considerado una falta muy grave. ¡Así que mejor hacer las cosas bien desde el principio! 

Consecuencias de no tener el certificado al vender o alquilar 

Además de las multas, no tener el certificado energético tiene otras consecuencias negativas para el propietario. Por un lado, dificulta la venta o el alquiler del inmueble, ya que los potenciales compradores o arrendatarios desconfiarían de su estado o exigirán una rebaja del precio.  

Por otro lado, supone una pérdida de oportunidades, puesto que cada vez hay más personas que buscan viviendas eficientes que les permitan ahorrar en su factura de energía y contribuir a la protección del medio ambiente. 

¿Es posible obtener un certificado online sin visita técnica? 

Una de las dudas más frecuentes sobre el certificado energético es si se puede obtener online sin necesidad de una visita técnica. La respuesta es no. El certificado energético sólo lo puede emitir un técnico competente que debe visitar el inmueble y tomar medidas, fotografías y datos sobre sus características constructivas, instalaciones y sistemas de climatización. 

No obstante, sí es posible solicitar presupuestos online a diferentes empresas o profesionales que se dedican a realizar este servicio. De esta forma, se puede comparar precios y elegir la opción más económica y adecuada a tus necesidades.  

El coste del certificado energético depende del tamaño y la ubicación del inmueble, así como de la tarifa del técnico. El precio medio suele rondar los 100 euros, aunque varía según cada caso. 

Conclusión: La importancia de estar informado y actuar con responsabilidad 

¡Vamos al grano! El certificado energético es un documento imprescindible para vender o alquilar una vivienda o local, que informa sobre su nivel de eficiencia energética y ofrece recomendaciones para mejorarlo.  

Obtenerlo no solo es una obligación legal, sino también una oportunidad para ahorrar en la factura de energía y para contribuir a la lucha contra el cambio climático. 

Para hacerte con el certificado energético necesitarás contratar a un técnico competente que visite el inmueble y lo evalúe. El coste del servicio varía según varios factores, pero existen algunas formas de obtenerlo gratis o con descuentos, como solicitar una subvención pública o negociar con el comprador o arrendatario. 

Es importante estar informado y actuar con responsabilidad a la hora de obtener el certificado energético gratis, ya que no hacerlo supone sanciones económicas y otras consecuencias negativas.  

Por eso, te animamos a que consultes las opciones disponibles y elijas la que mejor se adapte a tu situación. Recuerda que el certificado energético no solo es un trámite, sino también una inversión en tu futuro y en el del planeta

2